El Pleno Municipal de jueves 7 de septiembre aprueba la memoria de gestión directa del agua como el modelo más eficiente y sostenible. Así después de 75 años la gestión del agua pasa a la gestión pública. Un proceso que nació de la ciudadanía y se trasladó a la institución.