El pleno municipal de julio ha aprobado la propuesta de resolución conjunta para la defensa del modelo de gestión directa del servicio de suministro del agua de Terrassa. El consenso entre los cuatro grupos, PSC, TeC, ERC-MES y CUP, ha hecho que 20 de 27 regidores den un paso firme para recuperar la gestión de un derecho humano básico, de evitar que sea un negocio privado y de priorizar así su función social.