Cuando tratamos un tema de movilidad a la ciudad, estamos tratando cuestiones íntimamente vinculadas a la definición y construcción de un determinado modelo urbano: equilibrio y conexión entre barrios, calidad ambiental, atmosférica y ruido, confort y salud de las personas, entre otros. Por lo tanto, cuestiones que afectan directamente a la calidad de los espacios públicos de la ciudad y sobre todo a la calidad  de vida de las personas.

En el Pleno del pasado jueves día 28 de febrero sucedió un hecho relevante: el dictamen relativo a la renovación de 15 autobuses de la flota del servicio municipal de transporte público no prosperó. La situación a la cual hemos llegado en el tema de los autobuses a nuestra ciudad deja patente la inoperancia y falta de planificación del equipo de gobierno con uno la celebración de un concurso de manera ilegal que quedó suspendido.

El pasado pleno del Ayuntamiento de Terrassa aprobó, por unanimidad, una propuesta de resolución presentada por Terrassa en Comú para apoyar a los afectados de Síndromes de Sensibilización Central. Esta propuesta nace de asociaciones y personas afectadas por este tipo de enfermedades, que han decidido presentar esta propuesta a los Ayuntamientos para que pongan en marcha planes de ayuda para estas personas.

Terrassa en Comú quiere manifestar, en relación a la desestimación en el Pleno de ayer del dictamen “Autorizar a TMESA la renovación de varios vehículos por el periodo 2016-2017” lo siguiente: