El pasado 31 de diciembre murieron dos perros y seis han sufrido heridas de diferente gravedad al Centro de Atención de Animales Domésticos de Terrassa, centro gestionado actualmente por la empresa municipal Eco-Equip. Los hechos, según las informaciones a las cuales hemos tenido acceso, fueron consecuencia del hecho que dos personas entraron aquella madrugada a las instalaciones del CAAD y abrieron las jaulas de los perros provocando una pelea.