Las mujeres hemos iniciado nuestra revolución. Sin duda y sin freno. Todas. Nos hemos cansado de discursos vacíos, de planes y medidas incompletas y de discriminaciones constantes, tanto en las grandes decisiones como en los pequeños micro machismos diarios.

A ocho meses de finalizar el mandato, el alcalde Alfredo Vega nos sorprende con el nombramiento de una comisionada de educación a la ciudad, poniendo en evidencia la imposibilidad de ejercer las competencias de alcalde y regidor de educación a la vez, tal como desde Terrassa en Comú ya advertimos cuando tomó posesión.

Cada 25 de noviembre conmemoramos el día internacional por el erradicación de las violencias machistas reivindicando el derecho de las mujeres a vivir libres de violencias. Y como cada año se acontecen una serie de declaraciones, acuerdos y resoluciones que en la mayoría de los casos no se cumplen. No se dotan del dinero prometido. No se implementan.

Una de las cosas que una no sabe cuando entra de “nuevo” a esto de la política municipal es que además de regidora también te pueden designar “consejera comarcal”. Y cuando se mujer el caso una se pregunta, y exactamente ¿qué es y cómo funciona el Consejo comarcal? Pues a estas alturas y después de un año de formar parte de su pleno todavía no acabo de verlo claro… 

«Como oposición tienes la sensación que estás dando ideas y que si son rompedoras las rechazan, a veces no porque no les gusten, sino porque les complican el día a día, los equilibrios ».

Desde TeC, dice Anna, trabajamos para informar y explicar «como venimos haciendo en las audiencias y en otras actividades». Cree que «habrá una deserción de voto socialista hacia TeC, lo estamos viendo y nosotros seguimos trabajando».