El pleno municipal de julio ha aprobado la propuesta de resolución conjunta para la defensa del modelo de gestión directa del servicio de suministro del agua de Terrassa. El consenso entre los cuatro grupos, PSC, TeC, ERC-MES y CUP, ha hecho que 20 de 27 regidores den un paso firme para recuperar la gestión de un derecho humano básico, de evitar que sea un negocio privado y de priorizar así su función social.

"De acuerdo con la información técnica y jurídica que disponemos, consideramos que el Ayuntamiento está en plena disposición para poder gestionar de manera directa el servicio, y que la gestión directa es el modelo que puede garantizar que el agua sea considerada como un derecho humano universal así como un pleno control público y una máxima transparencia en su gestión" ha explicado Xavi Matilla.

Según ha explicado Matilla, el acuerdo que plantean las cuatro fuerzas políticas quiere rechazar de manera contundente el posicionamiento de la empresa concesionaria y ha afirmado: "a pesar de sus intentos para condicionarnos nos sentimos plenamente libres y a brazo partido necesarias para tomar una decisión que priorice el interés colectivo de la ciudad al interés económico de una empresa multinacional. Por este motivo reiteramos nuestro compromiso porque la ciudad de Terrassa logre un modelo de gestión directa del servicio de suministro de agua".

Desde Terrassa en Comú  hemos apostado desde el primer momento porque la ciudad de Terrassa logre un modelo de gestión directa del servicio de suministro de agua, conscientes que este es un tema clave de este mandato. Tenemos un objetivo claro, creemos que es posible la gestión pública del agua.

En el  pleno se aprobó el reglamento de participación ciudadana, un paso adelante, pero desde Terrassa en común creemos que todavía hay muchos aspectos a mejorar y un largo camino por recorrer. Es algo más de camino hecho, pero como toda acción social, la participación es algo vive, dinámico, cambiando y se tiene que adaptar de forma continua, por lo tanto, es un documento que nos tiene que ayudar a reglamentar la convivencia participativa y hacer crecer y fortalecer los espacios de decisión y los ámbitos de incidencia ciudadana en aquello que en definitiva, afecta la ciudadanía. Desde TeC seguiremos trabajando para garantizar que este documento se aplique en su máxima expresión y seguiremos aportando y construyendo ideas para mejorar un documento que no puede ser un punto final, sino un punto de partida que nos tiene que permitir seguir andando hacia una democracia real de protagonismo y control ciudadano.

El reglamento del Consejo de Economía Social y Solidaria también fue aprobado ayer. Desde TeC trabajaremos por el cambio que implica también poner nuevos modelos productivos basados en la economía social y solidaria en el centro de las políticas de desarrollo económico de la ciudad.

Seguiremos defendiendo los bienes comunes, la democracia real de protagonismo y control ciudadano y los nuevos modelos productivos basados en la economía social y solidaria.

Podéis ver el vídeo del pleno en: https://www.youtube.com/watch?v=Skc1pV_dKB4