La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Terrassa ha aprobado por mayoría absoluta la propuesta presentada por Terrassa en Comú, con los votos a favor de PSC, CiU, ERC (en espera del posicionamiento de CUP y PP) para que el día 18 de julio nuestro Ayuntamiento haga actuaciones que incidan en el rechazo al golpe de Estado de 1936, a la dictadura franquista y a cualquier forma del ejercicio de la política que trate de imponer por la bastantes ideas y creencias, de vencer y no de convencer. Las acciones planteadas son:

-La colocación en el porche del Ayuntamiento de una pancarta u otro elemento visual en qué pueda leerse: "18 julio mai més".
-La lectura de la declaración en el próximo pleno, en que se muestre el unánime rechazo a la dictadura franquista y a todo el que significó el 18 de julio.

La propuesta, presentada por TeC, surge de una serie de asociaciones para hacer una Declaración de entidades memorialistas sobre el 80è aniversario del golpe de estado del 18 de julio de 1936, entre las cuales se encuentran Associació Catalana d'Expresos Polítics del Franquisme, Associació de Víctimes de la Repressió Franquista a Tarragona, Associació Pro-Memòria als Immolats per la Llibertat de Catalunya, Associació per la Memòria Històrica i Democràtica del Baix Llobregat, Associació per la Recuperació de la Memòria Històrica de Catalunya, Amical de Catalunya d'Antics Guerrillers Espanyols a França, Amical de Mauthausen i altres camps, Comissió Cívica per la Recuperació de la Memòria Antifranquista de Terrassa, Associació Memorial Democràtic dels Treballadors de SEAT, Fundació Cipriano García – Arxiu Històric de CCOO de Catalunya, Comissió per la Dignitat, Unió General de Treballadors de Catalunya y Associació per a la Recuperació de la Memòria Històrica – Exili republicà.

Los ayuntamientos democráticos han sido desde el principio de la Transición uno de los elementos fundamentales para proyectar los valores democráticos en la cultura política de nuestro país. Su proximidad a la ciudadanía es una herramienta de trabajo que tiene que seguir produciendo y reproduciendo cultura democrática.

Por eso decimos, "18 de julio, nunca más".