Hoy Terrassa en Comú ha presentado en rueda de prensa las dos propuestas de resolución y la pregunta que formulará al Pleno Municipal de mañana. 

La primera propuesta, presentada conjuntamente por los grupos municipales de TeC-Cs-ERC-CUP, para instar en el Gobierno de la Generalitat de Cataluña a presupuestar en 2016 los pagos pendientes y la finalización del Plan de Barrios en el barrio de La Maurina y para instar al gobierno de la ciudad a que asuma sus compromisos y responsabilidades respeto las problemáticas y necesidades del barrio de la Maurina

A pesar de que el Ayuntamiento de Terrassa haya avanzado en la ejecución de las actuaciones pendientes, actualmente restan por ejecutar dos actuaciones muy importantes: la urbanización de la plaza de La Maurina y las calles Felip II, Franc Comtat y pasajes adyacentes así como la construcción de un equipamiento municipal en la misma plaza. Este es un hecho contradictorio y de difícil justificación ya que éste tenía que ser el espacio central de la estrategia de renovación planteada por el proyecto. Ahora hace un año, en plena campaña electoral, el alcalde de la ciudad Jordi Ballart se comprometió públicamente a que una de las primeras acciones que haría si ganaba las elecciones sería la remodelación de la plaza de La Maurina y la construcción del equipamiento. Una promesa del alcalde que, un año después, no sólo no se ha concretado en ningún paso firme sino que parece envuelta en un mar de dudas, con mensajes contradictorios respeto a lo que hay que hacer y cómo se tiene que hacer, hecho que hace que tengamos serias dudas de su compromiso y su voluntad de ejecutar los proyectos tal y como fueron concebidos.

Independientemente que se disponga de instrumentos de financiación como la Ley de Barrios, los problemas y necesidades de los barrios de Terrassa y en este caso específico del barrio de La Maurina son problemas del conjunto de la ciudad y es el gobierno municipal quién tiene la responsabilidad. Proponemos que el gobierno se comprometa a que en un periodo de 4 meses concrete de manera consensuada con vecinos y entidades del barrio cuçales han de ser los proyectos concretos a ejecutar de acuerdo con su concepción original y que entre 2017 y 2018 se presupuesten las cuantías previstas para ejecutarlos durante estos dos años.

La segunda propuesta, presentada conjuntamente por los grupos municipales de TeC y CUP, para actuaciones urgentes, por parte del Ayuntamiento de Terrassa, para garantizar el derecho a la vivienda y a los suministros básicos. En este caso queremos trasladar al Pleno la adopción de una serie de acuerdos que corresponden a las medidas que ha hecho públicas el grupo promotor de la ILP de Vivienda (PAH, APE y Observatorio DESC). Creemos que aparte de exigir a la Generalitat una nueva Ley y que desarrolle las partes vigentes de la 24/2015, nuestro Ayuntamiento tiene que empezar a aplicar de forma urgente aquellas medidas, para garantizar el derecho a la vivienda y los suministros, que le permiten los instrumentos legales actualmente en vigor. No valen excusas de falta de competencias cuando hablamos de derechos humanos y no vale seguir repitiendo que fuimos los primeros y somos los mejores cuando siguen habiendo desahucios cada día a nuestra ciudad y el Ayuntamiento no tiene capacidad para re alojar a las personas y/o familias. 

En lo que respecta a la pregunta que haremos, solicitaremos al equipo de gobierno y específicamente al regidor de deportes Sr. Dani Nart la presentación, explicación y valoración del informe económico que la sociedad “Terrassa Olímpica 2010 S.A.” que tiene que presentar una vez finalizada la temporada, así como la verificación del cumplimiento de las condiciones acordadas (acreditar por parte de la sociedad concesionaria el desempeño de sus obligaciones tributarias y económicas con personal y proveedores; la verificación por parte del Servicio de Deportes de la no obtención de beneficios en las cuentas anuales de la entidad) y los informes trimestrales que el Servicio de Deportes ha tenido que redactar trimestralmente al respecto del estado de obligaciones de mantenimiento y mejora de las instalaciones del Estadio Olímpico por parte de la concesionaria.

Finalmente queremos remarcar tres hechos importantes para nuestra ciudad. Terrassa en Comú está preparando una propuesta de resolución para el pleno del mes de junio, para incorporar una cláusula contractual de carácter esencial en todos los contratos públicos municipales, incluyendo las empresas municipales, que establezca que los licitadores, contratistas o subcontratistas o empresas filiales o empresas interpuestas, no pueden realizar operaciones financieras en paraísos fiscal. 

Celebramos del alcalde de Terrassa Jordi Ballart anunciara ayer públicamente en Televisió de Catalunya su decisión de municipalitzar el servicio de abasto de agua de nuestra ciudad. Una decisión que consideramos totalmente acertada. Un posicionamiento que desde TeC hemos defendido desde el primer minuto en que nos constituimos como la primera fuerza de la oposición al Ayuntamiento de Terrassa y para el cual hemos trabajado de manera incansable y comprometida. El agua se un derecho básico, es un bien común y, por lo tanto, nunca se tendría que mercadejar con ella. Para garantizar este derecho fundamental hace falta un control público y ciudadano de su abasto. Esperamos que el suyo sea un posicionamiento firme y que sea capaz de no ceder ante las fuertes presiones y elevados intereses de empresas, locales y globales, que quieren hacer del agua el negocio de unos pocos. Si su compromiso es firme, queremos reiterar al el alcalde Jordi Ballart que en el camino hacia la municipalització del agua en Terrassa nos tendrá a su lado.

En la Junta de Portavoces celebrada el pasado lunes día 23 de mayo, se aprobó la enmienda presentada por TeC al reglamento de la Síndica de Terrassa que define un nuevo proceso de convocatoria y selección de la persona que tiene que ocupar el cargo, de forma que deje de ser una decisión opaca y sea un proceso abierto y transparente a toda la ciudadanía de Terrassa. En este sentido la propuesta se concreta en un proceso abierto de convocatoria pública y la realización de una consulta ciudadana. Lamentamos que el equipo de gobierno no se haya puesto de acuerdo. CiU, en coherencia con el trabajo de su regidora de calidad democrática, ha apoyado a la propuesta. En cambio, el PSC ha preferido abstenerse con el argumento de no entender necesario ni pertinente consultar a la ciudadanía qué persona tiene que ser el/la nuevo/a síndico/a. Una decisión extraña y flagrantemente contradictoria con el contenido del nuevo Reglamento de Participación Ciudadana aprobado inicialmente por el Pleno recientemente y apoyado por todos los grupos menos el PP.

Desde Terrassa en común seguimos trabajando propuestas para garantizar los derechos sociales, para avanzar en la mejora de los barrios de la ciudad, y para hacer del ayuntamiento una institución transparente.