El pasado día 8 de abril la hasta entonces Síndica de Terrassa, Isabel Marqués, se despidió públicamente del cargo. El alud de mensajes públicos de reconocimiento y agradecimiento a su tarea como síndica son concluyentes. Hay que destacar que el paso de Isabel por la sindicatura ha significado situar la institución en una nueva dimensión cualitativa, y que una de sus principales preocupaciones ha sido la reformulación de un nuevo reglamento de la sindicatura que precisamente recoja y garantice el espíritu y la exigencia del cargo tal como ella ha practicado.

Desde Terrassa en Comú, consideramos que la prioridad en este momento es redactar y aprobar un nuevo reglamento de la Sindicatura a partir de la idea fundamental de dignificar el cargo. Con esta idea hemos aportado dos propuestas concretas para el nuevo reglamento.

La primera propuesta pretende garantizar una remuneración y formalización del cargo de acuerdo con la dedicación y responsabilidad que significa. Proponemos: que el derecho de remuneración del cargo se pueda formalizar como contrato laboral, y por lo tanto, con catorce pagas mensuales y el alta a la Seguridad Social, o bien, como derecho de indemnización. El primer caso sólo en el supuesto que el cargo se ejerza de manera exclusiva y con remuneración equivalente a la de un regidor con funciones de gobierno delegadas. El segundo caso equiparable a la remuneración de un regidor de la oposición.

La segunda propuesta está vinculada a la definición de un nuevo proceso de convocatoria y selección de la persona que tiene que ocupar el cargo, de forma que deje de ser una decisión opaca y sea un proceso abierto y transparente a toda la ciudadanía de Terrassa. En este sentido proponemos el siguiente: el Síndico/a Municipal de Greuges es escogido por el Pleno del Ayuntamiento, a propuesta del Alcalde escuchada previamente la Junta de Portavoces, de acuerdo con el procedimiento siguiente:

1. Se realizará un proceso de convocatoria pública, de como mínimo 15 días, para que la ciudadanía de Terrassa presente candidaturas al cargo. Las candidaturas tendrán que ir acompañadas de un documento de motivación del candidato en el que se expongan las líneas básicas de su enfoque y propuesta de desarrollo del cargo y, específicamente, de la descripción y justificación del formato de remuneración que propone. Las candidaturas que sean presentadas por asociaciones y/o colectivos de la ciudad también podrán incorporar un documento que exponga los valores del candidato que lo hacen merecedor del cargo.

2. Las candidaturas que hayan sido validadas, de acuerdo con los criterios de elegibilitat e incompatibilidades que se establecen en el presente reglamento, se someterán a un proceso de consulta ciudadana.

3. El Alcalde, teniendo en cuenta el resultado de la consulta ciudadana, someterá al Pleno municipal la elección del candidato o la candidata al cargo, con un mes de antelación a la expiración del mandato.