Hoy Xavi Matilla y Anna Rius de Terrassa en Comú han comparecido en rueda de prensa para presentar las propuestas de resolución que TeC llevará al Pleno Municipal de jueves 28 de enero.

En palabras de Xavi Matillatres acciones con la voluntad de continuar contribuyendo y aportando positivamente esfuerzos e ideas que ayuden en el gobierno de la ciudad a avanzar en la mejora de la ciudad de Terrassa, en coherencia con el modelo de ciudad amable y saludable que defendemos y a hacer del gobierno de la ciudad una institución más transparente y tal como reivindicamos”.

Una primera acción para apostar por las tecnologías menos contaminantes en el transporte público.

El Plan de movilidad urbana de Terrassa 2015-2020 (pendiente de aprobación), el Plan de Mejora de la calidad del aire de Terrassa 2015-2010, contemplan entre otros los principios fundamentales de mejorar la calidad de vida, reducir la contaminación, el ruido, las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía, mejorar la salud de las personas. Y establecen como objetivo fundamental fomentar los combustibles y tecnologías menos contaminantes. Estos son unos principios y objetivo que desde TeC compartimos.

Cuando tratamos un tema de movilidad en la ciudad, en este caso específico la compra de nuevos autobuses para el servicio de transporte público municipal, estamos tratando cuestiones que están íntimamente vinculadas a la definición y construcción de un determinado modelo de ciudad: dimensión estratégica en los barrios, calidad ambiental, atmosférica, ruido, confort y salud de las personas, por lo tanto cuestiones que afectan directamente a la calidad de los espacios públicos de la ciudad pero sobre todo a la calidad de vida de las personas” ha remarcado Matilla a la rueda de prensa.

No entendemos que por un lado se encargue un estudio (elaborado por Soningeo) a propósito del proceso de renovación de la flota de autobuses, y después no se sigan sus recomendaciones”. Y todavía es peor, “no es admisible que en las decisiones finalistas que se toman no se sea coherente con los compromisos adoptados pública y repetidamente y que antes citábamos. Consideramos que a las características tecnológicas propuestas para los nuevos autobuses en ningún momento se valora cuáles son los beneficios ambientales, de salud de calidad atmosférica, de confort...que creemos tienen un por fundamental y un valor incalculable”.

Una segunda acción que pretende incrementar la participación y mejorar la gobernanza de la cultura a nuestra ciudad.

Una propuesta de resolución para modificar la Normativa de funcionamiento interno del Consejo Municipal de la cultura y las artes de Terrassa. El libro Blanco de la Cultura en Terrassa publicado en 2015 por el ayuntamiento llega a una conclusión; “se tiene que impulsar un nuevo modelo de gobernanza de la cultura en Terrassa que tiene que pivotar sobre un dispositivo existente cómo es el Consejo de Cultura, pero que tendrá que asumir más protagonismo en la nueva etapa. (...) y se tiene que convertir en el órgano que se encargue de debatir las bases y las líneas estratégicas de futuro de la cultura de Terrassa”.

En palabras de Anna Riusentendemos que la actual normativa no permite desarrollar estos objetivos marcados. En primer lugar, porque establece un modelo de gobernanza poco participativa y excesivamente vinculada en el equipo de gobierno. Se observa, por ejemplo, que de los miembros que conforman el pleno del consejo, sólo una quinta parte son representantes de asociaciones culturales y aproximadamente un dos terceras partes están designados por el alcalde o forman parte del consistorio. Y en segundo lugar, porque no establece los mecanismos de participación activa de las asociaciones culturales interesadas o de la sociedad civil”.

La propuesta de TeC solicita modificar la composición del pleno y de la comisión permanente del Consejo Municipal de la cultura y las artes de Terrassa y que el consejo lidere la actualización de la Normativa de funcionamiento interno en cuanto a los mecanismos de participación de la ciudadanía y las entidades, los criterios de evaluación de las subvenciones y convenios, los procesos de decisión sobre los temas estratégicos de ciudad en el ámbito de la cultura y de las artes y la mejora de la transparencia en las decisiones del consejo.

La tercera acción son dos preguntas que tienen el objetivo de averiguar cuáles son los objetivos y argumentos que hay detrás de determinadas declaraciones y/o decisiones del alcalde de la ciudad. Una de ellas centrada al saber qué eran los argumentos en los cuales el alcalde fundamentaba su idea de crear una plataforma logística en Terrassa y qué es su opinión respecto a este nuevo informe que sitúa su propuesta fuera del recomendable desde un punto de vista técnico. La segunda pregunta está vinculada en unas declaraciones realizadas por el alcalde el pasado verano en las que afirmaba que no descartaba, y que incluso veía como opción más adecuada, la municipalización del servicio de transporte público de la ciudad y las recientes declaraciones del regidor del área de territorio en las que descarta rotundamente la posibilidad de municipalizar el servicio.

Tres acciones, y todas las llevadas a cabo por TeC en los últimos meses, que ponen de manifiesto una carencia de visión a medio plazo y una falta de compromiso con una ausencia de modelo de ciudad.