Hemos conseguido los dos objetivos que nos marcamos 1) mantener la misma posición 2) conseguir una suma de izquierdas que sumara más que la mayoría de derechas. Siete diputados al conjunto del país en términos globales es un buen resultado.

Tenemos por ante un gran reto todas las formaciones del campo democrático: construir un dique antifascista contra la extrema derecha. No solo se trata de la estabilidad de España o de los presupuestos sino de los avances de la democracia que se ven amenazados.

Esperamos que se construya, gracias a En Comú Podem y Unidas Podemos un gobierno verdaderamente de izquierdas que trabaje por la justicia social y haga frente a la ultraderecha.