Hoy empiezan en Terrassa los Corporate Games, un acontecimiento que ya nació con muchas sombras y opacidad en el mandato anterior con un convenio que firmó el Ayuntamiento con la empresa organizadora por un importe de más de 40.000€ y que no tenía ningún contenido; literalmente se concedió este importe con un plan director en blanco sin especificar los compromisos del Ayuntamiento y de la empresa.

Desde TeC esperábamos que el cambio de gobierno representara un cambio en las formas de hacer y en las prioridades políticas del equipo de gobierno en el ámbito del deporte, sobretodo cuando ERC forma parte y en el mandato anterior se manifestó en contra de los Corporate Games, como hicieron Terrassa en Comú y la CUP.

Esperamos y confiamos que, como mínimo, se harán públicos los datos, especialmente los referentes a gastos de dinero público dirigidos a este acontecimiento.

Ceder recursos públicos a empresas, mayoritariamente privadas, mientras en nuestra ciudad hay niños y niñas que no tienen acceso a la práctica deportiva por imposibilidad de pagar las cuotas de los clubes es injustificable y, lamentablemente, supone una oportunidad perdida por el equipo de gobierno para romper con las formas de hacer y las prioridades del anterior gobierno socialista.