Terrassa en Comú lleva al Pleno Municipal del mes de enero una propuesta de resolución para regular la proliferación de las casas de apuestas a nuestra ciudad. Una propuesta, que entre sus principales acuerdos, insta en cuanto al Gobierno del Estado a reformar la Ley General de la Comunicación Audiovisual y la Ley general de publicidad para hacer efectiva la protección del público infantil y juvenil, regulando la publicidad de las Casas de Apuestas; a impulsar el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y de Juego Responsable con el objetivo de restringir la publicidad para juegos y apuestas en línea; a aumentar el tipo aplicable en el impuesto sobre actividades del Juego para las casas de apuestas y de juego en linea destinando los recursos suficientes para hacer frente a los costes de los tratamientos de las patologías que se derivan del juego de apuestas.

La propuesta en cuanto al Gobierno local, lo insta a redactar un Pla especial urbanístico que estudie el mapa actual de locales de apuestas en Terrassa y determine los criterios normativos necesarios para regular su implantación; a través de la Ordenanza de Publicidad, insta a que regule la eliminación de cualquier cartelería del mobiliario urbano o del espacio público de este tipo de establecimientos: elaborar un programa de actividades informativas a los centros escolares para profundizar en el uso que hacen los jóvenes de los juegos en linea y de apuestas y en los posibles problemas derivados de este uso, poniendo en marcha modelos de ocio y espacios de socialización gestionados directamente por la juventud; a reforzar la formación de la Policía Local de forma que se familiaricen con las infracciones más habituales relacionadas con las apuestas y el juego; solicitar a las entidades deportivas locales y a sus jugadores a colaborar para que no se identifique el deporte con las apuestas e instar a la creación de una tasa específica por utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local, que tenga que ser abonada por los establecimientos que instalen pantallas u otro tipo de dispositivos para desarrollar su actividad empresarial con frente directo a la vía pública o en linea de fachada.

Las casas de apuestas (deportivas, póquer, casino y bingos virtuales) tienen 859.059 usuarios activos según el último informe trimestral de 2018 del «Mercado de Juego de el Juego Online», un 21% más que en el mismo periodo de 2017. Según el mismo informe hasta septiembre de 2018, los operadores se han gastado más de 233 millones de euros al promocionarse. Es el momento de que las diferentes instituciones adapten la normativa a la realidad social, económica y tecnológica de la actividad del juego antes de que se convierta en una lacra sin retorno. Desde hace unos años ha proliferado la publicidad a televisión, radio, prensa escrita, redes sociales y otros medios de comunicación de casas de apuestas a Internet. Unas casas de apuestas que insertan su publicidad en acontecimientos deportivos, especialmente en las retransmisiones deportivas y que incluso llegan a utilizar estrellas del fútbol para animar los televidentes que apuesten. Un sistema de juego mucho más adictivo, sin pausas, con bonos «gratis» de entrada, y sobre todo con una inmensa inversión en publicidad que representa justo los valores contrarios a las formas más pausadas y tradicionales de apostar, como la lotería de Navidad, la travesía o los cupones de la ONCE.

Las casas de apuestas aumentan día a día sus beneficios a la vez que dejan a las personas afectadas, las familias y al conjunto de la sociedad las consecuencias en calidad de vida y aspectos sociales de esta adicción, además de la obligación de costear íntegramente el tratamiento de las personas a las cuales han enganchado. Es de justicia, por lo tanto, aumentar la contribución que los beneficios de estas empresas tienen que hacer al conjunto de la sociedad porque se pueda tratar de manera eficaz a las personas adictas al juego y porqué se puedan investigar estos mecanismos y prevenir futuras adicciones.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Terrassa aprobó en el mes de diciembre de 2018 una serie de acuerdos con el objetivo de elaborar campañas de concienciación sobre las consecuencias negativas que comporta el abuso de las apuestas entre los jóvenes y la conveniencia de apartar de estos hábitos nocivos, especialmente a edades tempranas. Así mismo se acordó estudiar posibles medidas en el ámbito municipal y supramunicipal para regular la apertura de casas de apuestas y juego en las proximidades de centros escolares, institutos, centros juveniles y edificios públicos con alto tráfico de menores de edad. Teniendo en cuenta la gravedad y riesgo de la situación, y de acuerdo con el acordado en diciembre la presente propuesta pretende precisar y desarrollar una serie de medidas concretas para acabar con la problemática.

Descàrrega: