Terrassa en Comú presenta acuerdo de Junta de Portavoces para el Pleno Municipal del mes de enero para exigir en el Gobierno del Presidente Pedro Sánchez la retirada del Real Decreto Ley  21/2018 de Medidas Urgentes en materia de vivienda y alquiler y la elaboración de un de nuevo que contemple las medidas relativas a la limitación de los precios de los alquileres. “El tema vivienda ha sido uno de los temas fundamentales para TeC esta legislatura. Hemos presentado una serie de propuestas y medidas para garantizar el derecho a la vivienda” como ha explicado Xavi Martínez, regidor de TeC a la rueda de prensa.

El pasado 14 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó por decreto modificar la "Ley de Arrendamientos Urbanos". Una reforma que hace tiempo estamos pidiendo algunos partidos y algunos ayuntamientos, conjuntamente con los Sindicatos de llogaters i llogateres y la PAH. Una reforma que no se entendería sin la movilización y presión de las personas afectadas. No obstante lo que el ejecutivo compiló en el Decreto como "medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda y favorecer lo alquiler asequible " son cambios totalmente insuficientes, que nos hacen sospechar, tal como ha salido publicado en algunos medios, que el gobierno está cediendo a las presiones de los lobbies inmobiliarios que son los que han diseñado la política de vivienda en los últimos 30 años. El acuerdo de presupuestos entre el PSOE y UP-ECP-En Marea incorporaba el control de precios en los alquileres de viviendas, el punto número 3 de este acuerdo establece que se dará en los Ayuntamientos la facultad de poder intervenir los precios del mercado de alquileres especialmente tensionados, una herramienta de la cual esperaban disponer ya algunos Ayuntamientos.

Creemos que es lamentable que la regulación de los precios de los alquileres, con la que el gobierno tenía un tenue compromiso desde la firma del acuerdo de presupuestos generales, sea sin duda la grande ausente del decreto aprobado el 14 de diciembre por el gobierno. Resulta injustificable, tanto bajo criterios técnicos como políticos, que esta cuestión quede pospuesta hasta el año próximo, en un contexto de emergencia habitacional imputable a una burbuja de los alquileres causada políticamente. “Resulta urgente y imprescindible que este gobierno aplique medidas contundentes para revertirla. Si no se toman medidas ya esta burbuja del alquiler hará inaccesible el alquiler a muchas familias” ha explicado Martínez. 
Así mismo pide al alcalde de Terrassa que en nombre del Ayuntamiento dirija una carta al Presidente del Gobierno manifestando su malestar por la retirada de la regulación de los precios de los alquileres fruto de la presión de los fondos buitres y que manifieste que Terrassa se suma a la petición otros Ayuntamientos para tener la posibilidad de poder intervenir los precios del mercado de alquileres, como ciudad especialmente tensionada, una herramienta urgente para luchar contra la burbuja de alquileres y garantizar el derecho a una vivienda. “Nuestro ayuntamiento no se puede quedar de brazos cruzados y no hacer nada, tiene que hacer la presión que están haciendo otros ayuntamientos” ha reclamado Martínez. 

En Terrassa la limitación del precio del alquiler es muy importante: el último año han subido entre un 7.8% y un 11.4%. El mes de julio el precio mediano era de 773€ y a diciembre unos 861€. Estamos viviendo una burbuja especulativa sobre los precios del alquiler, nuestra ciudad requiere medidas correctoras valientes donde solo disponemos del 1,2% de parque público de alquiler y entre 12.000 y 15.000 viviendas vacías.