Terrassa en Comú ha presentado acuerdo de Junta de Portavoces en apoyo a las demandas de los convocantes de las paradas previstas a los CAPs del Institut Català de Salut. En referencia al Ayuntamiento de Terrassa el acuerdo pide que manifieste su apuesta por una sanidad pública y de calidad, dotando de los incrementos presupuestarios suficientes a los proveedores del CatSalut que dan prestación sanitaria en Terrassa, así como trabajar para que las listas de espera cumplan la regulación y los plazos que estipula el Departamento de Salud. 

Estos años de crisis han producido un empeoramiento claro y evidente de las condiciones en las cuales los profesionales sanitarios atienen a la población, con menos personal, con equipamientos cada vez más viejos, con salarios reducidos hasta un 30% y con una carga asistencial cada vez más alta, condicionado básicamente por el empeoramiento de la financiación de la sanidad, ya insuficiente antes de la crisis. Todo esto genera una evidente pérdida de calidad de nuestra sanidad y unas listas de espera totalmente inadmisibles que a menudo incumplen los decretos y plazos de referencia que garantizan a los usuarios del Sistema Nacional de Salud el tiempo máximo de acceso a las prestaciones sanitarias. En cuanto a Terrassa, tenemos unas listas de espera por sobre la media catalana, y que dependiendo del barrio en que vivas y asociado en el proveedor del CatSalut que preste el servicio pueden llegar a ser 3 ó 4 veces superiores, de una zona a la otra. Superando, en muchos casos, más de 5-6 semanas el tiempo por la visita al médico de cabecera. En cuanto a las listas de espera el acuerdo pide al CatSalut hacer públicas los datos actualizados de listas de espera de procedimientos, de pruebas diagnósticas y de espera para ser visitado a la atención primaria y a los especialistas hospitalarios

En los presupuestos reducidos de estos últimos años, el peso de la asignación presupuestaria de la Atención Primaria ha empeorado, pasando de un 18% del presupuesto en Sanidad, a un 16%, cuando el que recomiendan los expertos es que se le asigne un 25% del presupuesto sanitario. En este contexto, los médicos de Atención Primaria del ICS han dicho basta y han convocado, de momento, 5 días de paradas a finales de noviembre, con unas reivindicaciones que incluyen mejoras asistenciales, incremento de personal, recuperación de la pérdida retributiva y, evidentemente un incremento importante de los presupuestos sanitarios en general y de la primaria en particular. La situación a los CAPs de nuestra ciudad es muy parecida. La diferencia (y por eso, de momento, todavía no han convocado paradas) es que los trabajadores/se de la mayor parte de este CAPs (que pertenecen a Mutua de Terrassa y al Consorcio Sanitario de Terrassa) están negociando un nuevo convenio laboral (que vence el 31 de diciembre) donde están negociando buena parte de las reivindicaciones de sus compañeros del ICS. Si las negociaciones no dan salida a sus demandas, se verán abocados a una situación similar, este golpe pero, conjuntamente con sus compañeros de los hospitales.