El martes 19 de junio de 2018 asistimos a una reunión, a la que nos había convocado el Teniente de alcalde el Sr. Marc Armengol para discutir las enmiendas que los diversos grupos municipales habíamos presentado al Plan de prevención y gestión de Residuos 2018-2023. A la reunión asistimos los grupos de Terrassa en Comú, ERC - MES, PDeCAT y CUP y se ausentaron los grupos del PP y Cs.

Celebramos que por fin se haya redactado este documento que venimos reclamando desde inicio de mandato. Y creemos, y así lo manifestamos los grupos de la oposición asistentes, que el contenido del Plan es adecuado y valoramos muy positivamente el trabajo que ha hecho la Mesa de Residuos en la elaboración de propuestas que se han incorporado al plan, y en la que participamos los grupos municipales.

Aun así, manifestamos nuestras dudas respete cómo se piensa realizar la ejecución de un plan muy ambicioso y exigente. El Plan tiene un presupuesto total de 21.677.659€, que significa una media anual de 1.667.512,23€. Si a esta cifra le sumamos las aportaciones del Ayuntamiento para inversiones previstas de Eco-Equip en el periodo 2019-2023 resulta un presupuesto total del Plan de casi 40 Meur .El 70-80% de este de las acciones del Pla están vinculadas a la gestión de residuos, que cómo sabemos, a nuestra ciudad se hace mediante la empresa pública Eco-Equip.

Uno de los males endémicos del mal funcionamiento y descontrol de Eco-Equipo es que no existe un marco de relación contractual entre la empresa y el titular del servicio que es el Ayuntamiento, que permita establecer objetivos y compromisos concretos y defina a la vez mecanismos de seguimiento y control. Por este motivo algunos grupos municipales traemos pidiendo desde inicio de mandato la necesidad urgente de establecer un marco de relación entre Eco-Equip y el Ayuntamiento a través de un contrato-programa para tener la máxima transparencia, control y eficiencia del servicio.

Creemos que esta era y es una necesidad urgente absolutamente necesaria para articular y garantizar la ejecución de las acciones contempladas en el Plan. Pues bien, el equipo de gobierno nos ha presentado el Plan de residuos para su aprobación al Pleno Municipal del mes de julio sin tener los deberes hechos, es decir, sin acompañar el plan del contrato programa para la gestión de los residuos (parte sustancial de plan) que defina el modelo de gestión de residuos que queremos para nuestra ciudad, para evitar seguir poniendo parches sin saber hacia donde queremos andar, una visión compartida por el mismo gerente de eco-Equipo.

Dada esta situación los grupos de TeC y ERC - MES manifestamos que votaremos en contra del plan de residuos, si antes de su aprobación no se nos presenta una propuesta de contrato programa por parte del equipo de gobierno, que defina el modelo de gestión de residuos por los próximo años y los mecanismos de transparencia, control y eficiencia contemplados. A la reunión acordamos que se aplazaba la aprobación del plan al mes de septiembre y que tendríamos encima la mesa, previamente, una propuesta de contrato-programa. Contemplar el contrato-programa como una acción más del plan, que se desarrollará después de su aprobación creemos que supone empezar con muy mal pie, sin tener los deberes hechos y poniendo parches en la gestión de residuos, tal como nos hemos encontrado durante todo este mandato.

Grupos Muncipals de Terrassa en Comú (TeC) y Esquerra Republicana de Catalunya - MES (ERC- MES)