El Pleno Municipal de febrero debatirá una propuesta de resolución y dos acuerdos de Junta de Portavoces presentados por Terrassa en Comú.

La propuesta se centra al impulsar un proyecto de auto organización colectiva para la rehabilitación y activación del Vapor Ros. Una propuesta que presentamos después de la retirada de la propuesta del equipo de Gobierno de modificación puntual del POUM el noviembre de 2017, con la voluntad de elaborar una propuesta que abordara la re activación del Vapor Ros que contara con más apoyos.

En cuanto a los acuerdos de Junta de Portavoces, el primero insta el Ayuntamiento de Terrassa a que presente un proyecto a la convocatoria del piloto de edificios inteligentes del Plan Nacional de Territorios Inteligentes. Un proyecto que tiene que servir para implementar, mejorar y conectar infraestructura y avanzar en la estrategia digital de nuestra ciudad. Un proyecto, que si nuestra ciudad lo presenta, permitiría tanto fortalecer y relacionar todas aquellas iniciativas que se están llevando a cabo en la ciudad, así como dar un impulso definitivo a una estrategia propia por Terrassa en relación a las políticas de ciudad inteligente, big data e industria 4.0. El segundo acuerdo de apoyo y adhesión a la Huelga Feminista del próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. Una propuesta que hicieron las feministas argentinas al grito de "Ni una menos, vivas nos queremos" y que se ha convertido en una movilización global. Un acuerdo que desde TeC ha sido trasladado al Consejo Comarcal del Vallès Occidental pidiendo que los otros ayuntamientos de la comarca también se sumen.

Tres propuestas para hacer de Terrassa una ciudad con un nuevo modelo de desarrollo social y urbano.