Terrassa en Comú ha presentado para el Pleno Municipal del mes de febrero un Acuerdo de Junta de Portavoces de apoyo y adhesión a la Huelga Feminista del próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres. Una propuesta que lanzaron las feministas argentinas al grito de "Ni una menos, vivas nos queremos" y que se ha convertido en una movilización global. Un acuerdo que desde TeC ha sido trasladado al Consell Comarcal del Vallès Occidental pidiendo que los otros ayuntamientos de la comarca también se sumen.

El acuerdo propone apoyar a la propuesta de Huelga Feminista facilitando la información para que las trabajadoras se puedan adherir, promoviendo los paros a las trabajadoras que quieran parar, así como haciendo un paro ante el centro de trabajo donde tomen la voz las mujeres. Además el acuerdo pide impulsar un grupo de trabajo con la participación de los grupos políticos y las entidades feministas del municipio para articular las reivindicaciones de a huelga, así como que el Ayuntamiento haga difusión

Este año la huelga tiene que llegar más lejos y visibilizar con una huelga más amplia a la de 2017; una huelga donde nadie pueda mirar hacia otro lado. Una huelga donde la Comisión 8 de marzo del movimiento feminista hace un llamamiento a reflexionar colectivamente qué pueden hacer todos y cada uno de los hombres para cambiar una situación sobre la cual ya se tendrían que haber manifestado contrarios. Una huelga que va más allá del que se identifica como paro laboral porque la participación de las mujeres es nuclear en todas las esferas de la vida, y la huelga tiene que llegar también otras trabajos y espacios: el de las curas, el consumo, la vida estudiantil y asociativa.

Paralelamente a este acuerdo de Junta de Portavoces se está trabajando una propuesta conjunta con las entidades feministas de la ciudad para sumar esfuerzos.

Más información sobre la convocatoria de huelga
aquí.