Terrassa en Comú, a través de En común Podemos, ha presentado una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado dentro del artículo 60 de inversión nueva en infraestructura y bienes destinados al uso general. 

La enmienda pide el "Cumplimiento con las previsiones del Plan Ferroviario de Barcelona 2010-2015" pide la dotación adicional de 15.000.000 (miles€) para la creación de la estación de Can Boada-La Maurina en Terrassa. Una actuación que estaba contemplada al Plan de Cercanías 2011 y al Plano Director de Infraestructuras de la Autoridad del Transporte Metropolitano 2011-2020 y de la cual ya había compromisos de todas las administraciones competentes. El Plano Director marcaba como hitos que en 2015 se habrían licitado las obras y en 2020 estarían ejecutadas. 

Desde Terrassa en Comú presentamos esta enmienda en los Presupuestos del PP y Ciutadans. Unos presupuestos con recortes en infraestructuras, un 10,9%, hasta los 5.391 millones, ante los 6.049 del 2016. 

La estación que tendría que situarse en la zona oeste de Terrassa, un ámbito con graves déficits de conexión con el resto de la ciudad y muy alejado del resto de las estaciones de tren existentes a la ciudad. 

Una nueva estación que daría cohesión urbana a un conjunto de barrios con problemas de estructura urbana y social, permitiendo la conexión equilibrada de los barrios a este, centro y oeste de Terrassa así como con el ámbito metropolitano de Barcelona. 

Una enmienda que trae la adn municipalista y la defensa de Terrassa en Madrid de la mano de Terrassa en Comú y que prioriza las inversiones a los barrios que más lo necesitan para disminuir las desigualdades en nuestra ciudad.