El día 1 de febrero Terrassa ha firmado el convenio de colaboración con Barcelona y Localret que le permitirá hacer uso del software libre y colaborativo para mejorar la participación de la ciudadanía a través de la plataforma Decidim en nuestra ciudad. Una adhesión, con el compromiso de usar esta herramienta transparente para la coproducción de políticas, que arranca de una propuesta de Terrassa en Comú, presentada y aprobada al Pleno del mes de marzo de 2016, para la puesta en marcha una plataforma digital que permitiera desarrollar procesos participativos a nuestra ciudad siguiendo el Reglamento de participación ciudadana.

El mismo día por la tarde hemos contado con Arnau Monterde (participante del proyecto Decidimos Barcelona) a la charlada "Participación ciudadana, tecnologías del común: hacia la ciudad democrática". Una charla donde nos ha explicado las últimas innovaciones en participación ciudadana y las potencialidades del uso de tecnologías de la comunicación para la participación política. Además hemos podido hablar sobre algunos principios y riesgos sobre la relación entre política y tecnología, y cuál ha de ser  el papel de estas tecnologías en el marco de un nuevo modelo de ciudad democrática.

Terrassa, junto con la Diputació de Barcelona, Sabadell, Hospitalet, Gavà, Badalona y Sant Cugat han sido las ciudades que se han sumado, con la firma del convenio que implica un código de garantías democráticas para la implementación de la plataforma a cada una de las ciudades. Una herramienta de código abierto pensada para la colaboración, que permite hacer propuestas, recoger apoyo a las propuestas, hacer encuentros, hacer debates a tiempo real, etc.

Una herramienta que activará los procesos de participación de la ciudadanía hacia el Ayuntamiento y no sólo del Ayuntamiento a la ciudadanía. Con el Reglamento de participación en una mano y Decidim en la otra tenemos la oportunidad de desplegar nuevos e innovadores mecanismos y procesos de participación ciudadana en Terrassa de una enorme calidad democrática, que realmente den el protagonismo a la ciudadanía.