Feministas Terrassa se presentó a la ciudadanía de Terrassa el pasado viernes 14 de febrero. Se trata de una plataforma integrada por grupos y colectivos de mujeres de Terrassa y formaciones diversas. Este nuevo espacio nace de la necesidad de algunos grupos de mujeres de la ciudad de agruparse para sumar y hacer fuerza ante las agresiones del patriarcado y el capitalismo que imperan a nuestra sociedad.

Ante la oleada feminista que se ha vivido en los últimos años en las calles y la recuperación de los discursos de odio y machistas por parte de la derecha y la ultraderecha en Terrassa En Comú tenemos claro que queremos ser parte de esta revolución feminista con cambios profundos, dentro y fuera de las instituciones y con políticas efectivas que cambien la vida de las mujeres. Hemos decidido formar parte de este espacio de coordinación porque la justicia de género y LGTBI+ tiene que ser una prioridad transversal y porque el empoderamiento de las mujeres y de los colectivos LGTBI+ es imprescindible para la eliminación de las desigualdades. Hay que producir cambios en el ámbito social, político y económico para transformar la sociedad y erradicar el patriarcado.

A las puertas de un nuevo 8 de marzo:

-Un día de visibilización, de relación y de sororidad.
-De apoyo a las entidades y colectivos feministas y LGTBI+.
-Un día para huir de la celebración y dotar a esta fecha de los elementos de reivindicación.
-Para reclamar unas vidas libres de violencias.
-Para reclamar una institución feminista.
-Para exigir la incorporación de cláusulas sociales que promuevan la equidad de género en las contrataciones públicas.
-Para luchar a favor de la equiparación salarial y por salarios dignos en sectores de trabajo altamente feminizados.
-Para impulsar una casa de los feminismos en Terrassa.
-Para impulsar un Plan de cultura y memoria feminista y LGTB+.
-Para hacer de los centros educativos espacios feministas.
-Para un urbanismo feminista y una ciudad a la medida de todo el mundo.
-Para revisar la feminización en el deporte y en la actividad física.
-Contra la feminización de la pobreza y por un trabajo digno y de calidad.
-Para una línea de ayudas para famílíes monomarentals y monoparentales.
-Para incrementar la presencia de mujeres en el ámbito tecnológico, digital y en el campo de la ciencia.

Y por mucho más, hay que salir el 8 de marzo y queremos estar.

El 8 de marzo las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la Huelga Feminista para celebrar los derechos conquistados, pero sobre todo, para continuar avanzando. El 8 de marzo es nuestro, es internacional y es reivindicativo. Nuestras identidades son múltiples.

Somos las que no están, somos las asesinadas, somos las que se quedaron en el mar, somos las que se quedaron en las fronteras, somos todas. Ante esta oleada de fuerza, pensamiento y cambio que representa la Huelga Feminista y que llena plazas y calles las instituciones tenemos que estar a la altura.

Los ayuntamientos tienen que incorporar cambios, sin dilaciones, sin excusas y con compromiso político y presupuestario; destinar recursos, reales y efectivos, para generar, desde el mundo local, políticas transformadoras, feministas y interseccionals.