El diputado de Catalunya en Comú al Parlament David Cid ha visitado nuestra ciudad para hacer un encuentro con el Grupo Municipal de Terrassa en Comú y presentar la propuesta que CatComú  que insta en el Gobierno de la Generalitat de Cataluña a apoyar el impulso de un proyecto de auto-organización colectiva para la recuperación del Vapor Ros.

"El Vapor Ros es el último gran Vapor que queda en el centro de la ciudad de Terrassa, un Vapor que hemos tenido la suerte que se haya conservado en sido casi original y con una serie de actividades que han permitido que continúe estando vivo" ha explicado Xavi Matilla en el encuentro con los medios. "Hay que defender que la Generalitat no se tenga que vender este patrimonio y que desde Terrassa seamos capaces de poner en valor un proyecto organizado que ya existe dentro de el propio Vapor. Ante posibles alternativas de recuperación de recintos industriales que se han hecho en la ciudad fundamentados en operaciones inmobiliarias hay otro mecanismo que es en base a hacer dentro de actividades, como las que ya existen y poder ir recuperando esencialidad y manteniendo el carácter industrial del espacio". Una propuesta que TeC trajo al Pleno Municipal y "con la que conseguimos un amplio apoyo al Pleno para defender un proceso alternativo a la lógica de recuperación vía promoción inmobiliaria, con el apoyo del mismo PSC y de ERC-MAS, PDeCAT y CUP" ha recordado Matilla. Una propuesta que desde TeC hemos trasladado a nuestro grupo parlamentario, Catalunya en Comú, para trasladar la misma propuesta al Parlament de Catalunya. "Esperamos que los grupos políticos que en ámbito local apoyaron a esta propuesta presentada por TeC, cuando se traslade y se tenga que votar en el Parlament de Catalunya también le apoyen" ha comentado David Cid.

"Lo que presentamos en el Parlamento de Catalunya es una propuesta a la Comisión de Economía que es la encargada de los temas de patrimonio, con el objetivo que cuando la Generalitat recepcione la herencia no se venda este espacio. Pedimos en el Parlamento que trabaje de forma conjunta con las propuestas que está haciendo TeC y con la gente que ocupa y trabaja al Vapor Ros para preservarlo y para dar continuidad a los negocios que hay en este espacio" ha expresado Cid al encuentro con medios de Terrassa. La propuesta, en sus acuerdos, reconoce que el Vapor Ros es un espacio que tiene que ser cedido en la ciudad de Terrassa y que por lo tanto tiene que quedar preferentemente al margen de cualquier acción o transacción que persiga la obtención de beneficios económicos por parte de la Generalitat de Catalunya.

La propuesta presentada por CatComú pide, cómo ha explicado Matilla "el papel del Ayuntamiento tiene que ser de acompañar el conjunto de entidades y personas interesadas para acompañar, asesorar, pero en ningún caso protagonizar el proyecto que creemos que tiene que estar liderato por las personas y las actividades que actualmente hay al Vapor Ros". "Lo que nos gustaría es que el alcalde y el grupo de gobierno trataran de evitar que la Generalitat no se lo venda. Tiene que haber una exigencia muy fuerte por parte del gobierno socialista de Terrassa para evitar que la Generalitat lo pueda vender. Nos da la impresión que el Ayuntamiento no está ejerciendo este papel de liderazgo y quien sí que lo está haciendo es Terrassa en común y la gente que hoy trabaja al Vapor Ros" ha añadido Cid. En este sentido el tercer acuerdo de la propuesta pide acompañar el Ayuntamiento de Terrassa para estudiar conjuntamente con la Asociación de vecinos del Vapor Ros y otras entidades que puedan estar interesadas en la creación de un proyecto de autoorganización colectiva que pueda ser receptor de la cesión de la titularidad o del uso del espacio y que asuma la responsabilidad de definir un proceso de activación, ocupación y rehabilitación del Vapor Ros.